Comentario sobre la GPC “Anterior Cruciate Ligament Reconstruction Rehabilitation” (2015)

Nombre completo de la guía: Anterior Cruciate Ligament Reconstruction Rehabilitation:  MOON Guidelines.

Asignatura: Métodos Específicos de Intervención en Fisioterapia II.

Universidad: Universidad Complutense de Madrid.

Nombre de los estudiantes: Javier López Martínez, Alejandro Sánchez Montes, Carlos Sánchez Palomo.

 

Contenidos de la guía:

La rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) es una patología común en personas que practican deportes que implican cambios de dirección, saltos y caídas tales como fútbol, rugby, esquí, etc…

Aunque afecta a toda la población, tiene más incidencia sobre las personas jóvenes y sobre las mujeres debido a diferencias en la anatomía, la fuerza muscular y las influencias hormonales.

El movimiento precoz en el postoperatorio ha demostrado ser efectivo y, por lo tanto, está indicado. Sin embargo, los diferentes rangos de movimiento en los que se puede aplicar deben llevar un orden progresivo. No es el caso del movimiento pasivo continuo en la articulación de la rodilla, ya que no hay evidencias de que este movimiento aporte beneficios al paciente a largo plazo.

Los soportes articulares en la rodilla, inmediatamente después de la operación, no son recomendados porque no mejoran ni la seguridad ni el rango articular ni otra serie de medidas. Además, resultan bastante caros.

El ejercicio se recomiendan realizarlo en cadena cinética abierta a partir de la sexta semana de la cirugía, ya que estos ejercicios permiten mejorar la fuerza sin afectar al injerto. Durante las primeras seis semanas no hay evidencia de que los ejercicios en cadena cinética abierta sean seguros. Durante esta semana solo se recomiendan algunos ejercicios suaves en cadena cinética abierta, con poca carga, y ejercicios de poco arco de movimiento del cuádriceps.

La estimulación eléctrica neuromuscular no ha demostrado ser eficaz, aunque sí que ayuda a algunos pacientes en el proceso del reclutamiento muscular, de forma que podría ser utilizada en las fases más iniciales de la recuperación.

Uno de los posibles tratamientos más eficaces y fundamentales es el trabajo de la propiocepción, que debe estar presente en todas las fases del proceso, ayudando tanto a la recuperación como a la prevención de otra lesión.

Entre otras posibles técnicas de tratamiento están el tratamiento de hidroterapia, el movimiento con monopatín o la bicicleta estática, sobre todo de cara al aspecto de recuperar la fuerza perdida.

Por lo general, se estipula un tiempo de recuperación de entre 5 y 6 meses antes del alta total. Se necesita más investigación para poder determinar si es posible la recuperación de la lesión en un periodo de unos cuatro meses.

Esta guía de práctica clínica muestra cómo la puesta en carga precoz reduce el dolor femoropatelar y cómo una rehabilitación demasiado vigorosa no mejorará la hinchazón, el dolor o el rango de movimiento. Además, se recomienda comenzar el trabajo de cuádriceps a partir de la sexta semana tras la operación.

 

English version:

 

The anterior cruciate ligament injury is a very common pathology in people who practice sports that implicate changes of direction, jumps and falls, such as soccer, rugby or ski.

Although it could concern to the population in general, it has more impact in young people and women because of the differences in anatomy, muscular strength and hormones.

Early weightbearing and motion postoperation is effective and also is indicated in the ACL injury rehabilitation. However, the different range of motion need a progressive order. This isn’t the case with continuous passive movement because it hasn’t got benefits in the patients in long term.

Postoperative bracing is not recommended immediately after the operation because they don’t improve security nor ROM. Also, they are too expensive.

Open chain exercises are recommended from six weeks after the operation, because this type of exercises allows for improvements in strength without damaging the graft. There is currently insufficient evidence on the safety of open chain knee exercises before 6 weeks postsurgery. We have limited the open chain activities in the first 6 weeks to light load, short- arc quadriceps exercises.

Neuromuscular electrical stimulation has not been proven very effective, although it can help the patient in recruiting the target muscle. That’s why we can use in early phases of recuperation.

One of the most effective treatment is proprioception, that should be in all the phases of the process, since it is useful for the rehabilitation and to avoid other injuries. There are other techniques as aquatic training, slide board or stationary cycling.

The guidelines are based on a functional criterion that typically has patients ready at 5 to 6 months. More studies are necessary to determinate if it is possible to recuperate before four months.

This clinical practice guide shows how early weight lifting reduces patellofemoral pain, shows how overly vigorous rehabilitation will not improve swelling, pain, or range of motion. In addition, it recommends starting quad work from the sixth week after the operation.

 

Rick W. Wright, Amanda K. Haas, Joy Anderson, Gary Calabrese, John Cavanaugh, Timothy E. Hewett, Dawn Lorring, Christopher McKenzie, Emily Preston, Glenn Williams. Anterior Cruciate Ligament Reconstruction Rehabilitation:  MOON Guidelines [Internet] Orthopaedic Surgery. May Jun 2015[cited 20 April] Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4482298/pdf/10.1177_1941738113517855.pdf


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s