Comentario sobre la GPC “Incontinencia Urinaria Femenina” (2013)

Nombre completo de la guía: Guía de práctica clínica para fisioterapeutas en la incontinencia urinaria femenina.

Asignatura: Métodos Específicos de Intervención en Fisioterapia II.

Universidad: Universidad Complutense de Madrid.

Nombre de las estudiantes: Laura Araña Almeida, Laura Cristina Echeverri Vargas.

Contenidos de la guía:

 

El tratamiento de la incontinencia urinaria (IU) debe estar enfocado en función de la sintomatología de la paciente.  Por lo general,  la IU de urgencia se trata, al igual que la de la vejiga hiperactiva, mediante el entrenamiento vesical, la reeducación del suelo pélvico y la estimulación del nervio tibial posterior (ENTP) junto con tratamiento farmacológico. Para la IU de esfuerzo se recurre al entrenamiento del suelo pélvico, el único objetivo del uso de fármacos es mejorar la presión de cierre uretral.  En el caso de la incontinencia mixta, el tratamiento consiste en una combinación de los anteriores.  En caso de que el tratamiento conservador falle, se intenta con la inyección de toxina botulínica, neuromodulación sacra o cirugía.

El primer paso en la recuperación de la IU es el ejercicio del suelo pélvico, una terapia efectiva, sin efectos secundarios y barata. Además, el biofeedback o electroestimulación no aportan una mejora significativa respecto al entrenamiento del suelo pélvico. Estos ejercicios deben durar mínimo tres meses y ser tan intensos como sea posible.

Por otro lado, el entrenamiento vesical implica el aprendizaje de nuevos patrones miccionales para restablecerlos, y para ello necesitamos la participación activa de las pacientes. Está recomendado para la vejiga hiperactiva, la IUM y IUE.

La ENTP produce mejoría en el tratamiento de la vejiga hiperactiva al igual que la electroestimulación funcional. Esta última es mejor opción en vejiga hiperactiva, y además mejora la presión de cierre uretral y la activación esfinteriana, estimulando el nervio pudendo en IU de esfuerzo, solo que produce más efectos secundarios.

El biofeedback sirve más como beneficio en la motivación del paciente para conseguir el control y mejor fuerza en las contracciones durante el entrenamiento, que como tratamiento por sí solo, a pesar de tener muy pocos efectos adversos.

La prevención de las disfunciones de suelo pélvico es una tarea dentro de los programas de reeducación de esta musculatura:

  • Estilo de vida: pérdida de peso reduce el riego de IUE en mujeres con sobrepeso.
  • Tratamiento de fisioterapia:
    • Prevención en el embarazo: reduce riesgo de IU.
    • Prevención posparto: aumenta la posibilidad de mejorar la continencia.

 

English version:

 

The treatment of urinary incontinence (UI) should be focused on the function of the patient’s symptoms. Usually, urge incontinence is treated, as is overactive bladder, by means of bladder training, pelvic floor muscle exercises, and posterior tibial nerve stimulation (PTNS) along with pharmacological treatment. For stress incontinence, pelvic floor training is usually used, the only objective of the use of drugs would be to improve the pressure of urethral closure. In the case of mixed incontinence, the treatment consists of a combination of the above. If conservative treatment fails, botulinum toxin injection, sacral neuromodulation or surgery could be attempted.

The first step in the recovery of the UI is the pelvic floor exercise, an effective therapy without side effects and cheap. In addition, biofeedback or electrostimulation do not provide significant improvement in comparison to pelvic floor training. These exercises should last at least three months and be as intense as possible.

On the other hand, bladder training involves the learning of new voiding patterns so they can be restored, and for this we need the active participation of the patients. It is recommended for overactive bladder, and mixed and urge incontinence.

PTNS produces improvement in the treatment of overactive bladder, as well as functional electrostimulation. This last one is a better choice in overactive bladder, and moreover, it improves the pressure of the urethral closure and sphincter activation when we stimulate the pudendal nerve in the stress UI, only that they produce more side effects.

Biofeedback helps more as a benefit in patient motivation for control and better strength in contractions during training, than as a treatment on its own, despite having very few side effects.

The prevention of pelvic floor dysfunctions is a task within the programs of reeducation of this musculature.

  • Lifestyle: weight loss reduce the risk of SUI in overweight women.
  • Physiotherapy treatment:
    • Prevention in pregnancy: reduces the risk of UI.
    • Postpartum prevention: increases the possibility of improving continence.

 

Díaz Mohedo E, Medrano Sánchez EM, Suárez Serrano CM. Guía de práctica clínica para fisioterapeutas en la incontinencia urinaria femenina. Ilustre Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Andalucía; 2013.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s