Comentario sobre la GPC “Optimizing the management of rotator cuff problems” (2011)

Nombre completo de la guía: Optimizing the management of rotator cuff problems: guideline and evidence report.

Asignatura: Métodos Específicos de Intervención en Fisioterapia II.

Universidad: Universidad Complutense de Madrid.

Nombre de los estudiantes: Ángela Arenas Alonso, Adrián Arranz Escudero, Samuel Blanco Torres.

Contenidos de la guía:

 

El manguito rotador es un grupo muscular que rodea parte de la articulación del hombro y se encarga de las funciones de rotación y estabilización en el movimiento articular. Está compuesto de los músculos supraespinoso, infraespinoso, subescapular y redondo menor. Las diferentes alteraciones o lesiones de esta estructura comprenden la rotura, desgarro o contusión de las fibras musculares y/o tendinosas. Va acompañada de dolor, hematoma, limitación de ciertos movimientos y sensación de inestabilidad. Es una de las lesiones musculoesqueléticas más comunes en la población adulta (principalmente mayores de 19 años) y aumenta su incidencia con la edad.

En pacientes no operados con rotura de fibras del manguito rotador, se recomienda seguir un programa de ejercicios de fisioterapia y considerar la inyección de corticosteroides, aunque se necesita mayor investigación para asegurar su beneficio; y el empleo de medios físicos como frío, calor, masaje o corrientes analgésicas, de los que no se ha encontrado evidencia de beneficio.

En pacientes no operados con síntomas relacionados con el manguito rotador se recomienda seguir un programa de ejercicios de fisioterapia y además administrar fármacos antinflamatorios no esteroideos (AINEs) para mejorar la funcionalidad y reducir dolor. Se puede considerar la inyección de corticosteroides (mejora sólo a corto plazo), y el empleo de campo electromagnético pulsado (discrepancia de resultados) y otros medios físicos como frío, calor, masaje o corrientes analgésicas, de los que no se ha encontrado evidencia de beneficio.

En pacientes operados de manguito rotador, se recomienda seguir un programa de fisioterapia que combine ejercicios en casa y en sala de fisioterapia convencional (a pesar de necesitar estudios con mayor tiempo de seguimiento para constatar su eficacia). No existen estudios que determinen la utilidad o beneficios de ejercicios de rango articular de hombro (movimientos pasivos, activos-asistidos, activos o resistidos) ni del uso de ortesis (cabestrillo, almohadas o inmovilizadores). La crioterapia como método analgésico después de la cirugía es muy recomendada por su efectividad en clínica descrita por el grupo de trabajo de la guía de práctica clínica, ya que no existen estudios que apoyen su empleo.

 

Pedowitz, Robert A., et al. Optimizing the management of rotator cuff problems. JAAOS-Journal of the American Academy of Orthopaedic Surgeons (2011). Vol. 19, no 6, p. 368-379. [Disponible en: https://www.aaos.org/research/guidelines/RCP_guideline.pdf]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s