Comentario sobre la GPC “Temporomandibular disorders. Parameters of Care” (2017)

Nombre completo de la guía: Temporomandibular Disorders. Parameters of care: AAOMS Clinical Practice Guidelines for Oral and Maxillofacial Surgery.

Asignatura: Métodos Específicos de Intervención en Fisioterapia II.

Universidad: Universidad Complutense de Madrid.

Nombre de los estudiantes: Fabio García Rubio, Adrián Jiménez Aceña y Elena Lozano Cavero.

Contenidos de la guía:

Un trastorno temporomandibular es un problema clínico en el que pueden estar implicadas tanto la musculatura masticatoria como la propia articulación temporomandibular.

La afectación de la musculatura masticatoria normalmente deriva de hábitos anormales, dolores que proceden de otra zona del cuerpo o de otras enfermedades que cursan con dolor muscular (miositis, fibromialgia…).

Si el problema es muscular, el dolor situado justo antes de las orejas (en un lado o en ambos), es normalmente el primer síntoma. También podría aparecer en cara, cuello y cabeza. La musculatura masticatoria puede presentar sobrecarga, exceso de tensión y fatiga. Estos síntomas pueden empeorar por la mañana si los pacientes han estado apretando los dientes por estrés mientras dormían (bruxismo). Además, pueden aparecer chasquidos en la articulación,  limitaciones en los movimientos y desgaste de la dentadura (si hay bruxismo).

El tratamiento para los trastornos de la musculatura masticatoria se puede realizar a partir de: descanso, cambio de hábitos, medicación (relajantes musculares, sedantes, antidepresivos, inyecciones analgésicas en los puntos de mayor dolor…), apoyos externos (ortesis),  fisioterapia (ejercicios, ultrasonido, aplicación de corrientes…), modificaciones dietéticas o mediante la ayuda de un psicólogo.

Si el problema está relacionado con la articulación temporomandibular, podría resultar de  otras patologías (afectación degenerativa articular, artritis reumatoide, dislocación mandibular, anquilosis, fracturas…).

El dolor puede ser uniarticular o biarticular, siendo un dolor continuo que empeora con la actividad y localizado en la zona de unión de la mandíbula con el hueso temporal. Además, puede haber presencia de chasquidos o crepitaciones que acompañan a los movimientos.

En cuanto al tratamiento en caso de afectación de la articulación temporomandibular, es distinto dependiendo del caso. Puede ser quirúrgico (manipulación bajo anestesia, cirugía con artroscopia, artroplastias, reparación o extracción del disco mandibular, reconstrucción total o parcial de la articulación…) o no quirúrgico (con medicación, fisioterapia u ortesis).

Tanto en problemas musculares como articulares, los resultados observables de los tratamientos terapéuticos propuestos son principalmente una disminución del dolor, una mejora de la función mandibular, con la consiguiente mejoría en la alimentación, y una limitación de la discapacidad. En el problema articular también desaparecerían los chasquidos y crepitaciones.

American Association of Oral and Maxillofacial Surgeons. Temporomandibular Disorders. Parameters of care: AAOMS Clinical Practice Guidelines for Oral and Maxillofacial Surgery (AAOMS ParCare). 6ª ed. 2017.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s