Comentario sobre la GPC “Primary care management of nonspecific low back pain” (2018)

Nombre completo de la guía: Primary care management of nonspecific low back pain: key messages from recent clinical guidelines.

Asignatura: Métodos Específicos de Intervención en Fisioterapia II.

Universidad: Universidad Complutense de Madrid.

Nombre de las estudiantes: Miguel Falero Jiménez y Carlos Crespo Rodríguez.

Contenidos de la guía:

 

El dolor lumbar es una de las patologías más extendidas en el mundo. De acuerdo con un estudio realizado en 2016, el dolor lumbar es una de las causas globales que pueden producir discapacidad en la vida de las personas.

En relación con las guías de práctica clínica de Estados Unidos y Dinamarca, existen varias líneas de tratamiento del dolor lumbar:

Primera línea de tratamiento

Es aquella relacionada con proporcionar consejos al paciente para que afronte el dolor de la mejor manera posible (dar confianza acerca de que el dolor lumbar inespecífico es una patología benigna, explicarle que no es una lesión grave, animarle a volver al trabajo y a realizar actividad física a pesar del dolor…).

A pesar de que este enfoque pueda resultar simple, una encuesta australiana acerca de la práctica o abordaje general del dolor lumbar, usando los datos de “Mejorando la evaluación y el cuidado de la salud” ha revelado que sólo el 20% de los pacientes con dolor lumbar son aconsejados acerca del modo de afrontar su lesión.

Segunda línea de tratamiento

Esta línea de tratamiento está orientada al uso de técnicas no farmacológicas. Además, la guía de práctica clínica de Estados Unidos está muy orientada a recomendar los tratamientos no farmacológicos primero, dejando los medicamentos para aquellos pacientes que no mejoren sus síntomas.

  • Tratamiento en pacientes agudos/Subagudos (< 12 semanas): Técnicas de calor superficial, terapia manual (masaje, manipulación espinal, acupuntura (aunque la guía de Estados Unidos respalda que quizá tengan sólo un pequeño efecto en el alivio del dolor) .

  • Tratamiento en pacientes crónicos (> 12 semanas): Ejercicios estructurados (Tai Chi, yoga, ejercicios de control motor, ejercicios aeróbicos), manipulación vertebral, terapias psicológicas (terapias de comportamiento cognitivo, mindfulness).

           *En ambos casos, el tipo de ejercicio parece tener menos importancia que la buena  programación y estructuración de los mismos.

Por último, las técnicas no farmacológicas no respaldadas por recientes guías de práctica clínica para el tratamiento del dolor lumbar son la electroterapia, los vendajes (kinesiotaping) y cualquier tipo de tracción u ortesis.   

Matheus Almeida, Bruno Saragiotto et al. Primary care management of non specific low back pain: key messages from recent clinical guidelines. MJA. 2018 ; 208 (6): 272-275


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s