Comentario sobre la GPC “Management of chronic musculoskeletal pain in primary healthcare” (2017)

Nombre completo de la guía: Clinical practice guidelines for the management of chronic musculoskeletal pain in primary healthcare: a systematic review.

Asignatura: Métodos Específicos de Intervención en Fisioterapia II.

Universidad: Universidad Complutense de Madrid.

Nombre de los estudiantes: Sara Bermúdez Ramírez y Guillermo Ceniza Bordallo.

Contenidos de la guía:

 

El dolor es la percepción desagradable subjetiva, más o menos intensa que afecta a múltiples sentidos, pudiendo mermar significativamente la calidad de vida del paciente. Se llama dolor crónico musculoesquelético (DCM) a aquel dolor que se da en músculos, huesos, articulaciones… y que se mantiene en el tiempo sin resolverse en el periodo esperado.

Hoy en día, el DCM es bastante común y está en aumento con un tratamiento en continua investigación. Tratamiento de alto coste y alta demanda de medios, que dota de mucha importancia a las decisiones de gerentes y políticos. Estas   decisiones se toman en base de las llamadas guías de práctica clínica (GPC), que son recomendaciones de expertos con las que realizar un adecuado tratamiento, en este caso del DCM.

Revisando la información sobre el tratamiento del DCM, observamos que la mayoría de ésta se centra en tratamientos farmacológicos (opiáceos), lo cual se asocia a una gran cantidad de problemas y riesgos. Rara vez se incluyen tratamientos no farmacológicos y se cuenta con otros profesionales de la salud en AP como pudieran ser fisioterapeutas o psicólogos. Además, estas guías son muy dispares en calidad, formato y perspectiva desde la que se hace.

De las doce GPC analizadas, cinco (NOUGG. 2010, SIGN. 2013, UMHS. 2011, APS-AAP. 2009, Harris. 2002) están respaldadas por evidencia científica y presentan recomendaciones al paciente, tres (Raff M. 2014, Sanders SH. 2005, Schnitzer TJ, 2006) no cumplen ninguno de los criterios anteriores y cuatro (ASIPP. 2012, ICSI. 2013, RNAO. 2013, WSAMDG. 2010) cuentan con evidencia científica pero no proporcionan recomendaciones.

En conclusión, desde esta guía se insta a incluir tratamientos no farmacológicos y a contar con distintos profesionales en AP. Además, es clave que los tratamientos que se proponen se adecúen a los recursos con los que se puede contar en la mayoría de los centros, ya que no siempre se cuenta con estos. Por último, se sugiere que como las revistas presentan restricciones en las publicaciones, esto se tenga en cuenta, y en la GPC se proporcione todo el material complementario necesario para la correcta interpretación de la misma.

 

Dawn V. Ernstzen, Quientte A. Louw and Susan L. Hillier. Clinical practice guidelines for the management of chronic musculoskeletal pain in primary healthcare: a systematic review. Implementation Science. 2017. 12:1.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s