¿Qué son las GPC?

Una Guía de Práctica Clínica (GPC) en fisioterapia es una recopilación de recomendaciones desarrolladas de manera sistemática y basadas en la evidencia científica existente en torno a enfermedades o procesos dolorosos específicos, y cuya finalidad es guiar a los fisioterapeutas en el proceso de la toma de decisiones clínicas, sobre cuáles son las intervenciones más adecuadas para resolver los problemas clínicos que surgen en la práctica clínica diaria.

En fisioterapia musculoesquelética, la utilidad de las GPC radica en:

  • Guiar a los fisioterapeutas a la hora de evaluar, clasificar, realizar tratamientos en determinadas patologías o procesos de dolor musculoesqueléticos.
  • Optimizar el tratamiento del paciente, minimizar el posible daño y disminuir la variabilidad entre distintos fisioterapeutas respecto a su enfoque de la patología.
  • Cubrir la brecha existente entre la evidencia científica y la práctica clínica de los fisioterapeutas, al elaborar un conjunto de recomendaciones basadas en la evidencia.